Recursos de información para pacientes de Mesotelioma

¿Qué es asbesto?

La palabra asbesto (amianto) se utiliza para describir a seis minerales fibrosos que surgen en la naturaleza. A lo largo de la historia ha sido muy preciado por sus propiedades aislantes, resistencia al fuego y a la tracción y durabilidad. Aunque se utiliza desde la antigüedad, su manufactura y uso detonó a partir de la Segunda Guerra Mundial.

El asbesto se utiliza hoy en la manufactura de más de tres mil productos (fabricación de balatas, láminas, textiles, guantes, impermeabilizantes, cubiertas para cables eléctricos calefactores de agua -boilers, tinacos viejos, cartón, textiles y tuberías de agua).

Una de sus formas de uso más comunes es en combinación con cemento, formando fibrocemento, muy utilizado en construcción.

Las fibras de amianto tienen dos configuraciones: serpentina y anfíbola. Ambos tipos de fibras son peligrosas para la salud.

El crisotilo, de tipo serpentino. también conocido como asbesto blanco, forma un 95% por ciento del asbesto de uso comercial.

Existen importantes yacimientos de amianto en Sudáfrica, Canadá y Rusia, así como en Brasil, Zimbawe, China, Italia, Colombia, Grecia, India, Estados Unidos, Australia, Alemania y Francia.

Los países del antiguo bloque soviético, China, Canadá y Brasil son hoy los primeros productores de amianto. Canadá sigue siendo el primer exportador mundial, de acuerdo con la Asociación Internacional de la Seguridad Social.

Qué-es-asbesto
Cuáles-son-los-efectos

¿Cuáles son los efectos del asbesto en la salud?

No hay nivel seguro” (de asbesto) y “Todos los tipos asbestos son cancerígenos”.

La comunidad científica concuerda en que no existe un nivel seguro de exposición al asbesto, ni un umbral debajo del cual no exista riesgo de mesotelioma. *

Existe un claro consenso científico internacional que afirma que el asbesto, cualquiera sea su variedad (anfíbola y crisotilo), es un producto cancerígeno para los humanos, incluso en pequeñas dosis.

Todas las formas de asbesto son cancerígenas para el ser humano. Pueden causar mesotelioma y cáncer de pulmón, laringe u ovario. La exposición al asbesto también puede causar otras enfermedades, como la asbestosis (una forma de fibrosis pulmonar), además de placas, engrosamientos y derrames pleurales.**

Una vez que se aspiran, las fibras de asbesto permanecen en los pulmones causando inflamación y cicatrices y alteraciones en la pleura. La temprana suposición de que el crisotilo podría ser menos peligroso que otras formas de asbestos no ha sido fundamentada.

El asbesto ha sido declarado un incontrovertible cancerígeno humano.

La actividad que perturba al asbesto y hace que sus pequeñas fibras floten en el aire incrementa las posibilidades de inhalarlo, y contraer una enfermedad relacionada.

Existe un historial de exposición a asbestos en el trabajo en un 70 a 80% de los casos de mesotelioma. Aunque no todas las personas que se exponen al asbesto desarrollan mesotelioma, en definitiva, constituye el principal factor de riesgo.

© 2017 Mesothelioma