Recursos de información para pacientes de Mesotelioma

Opciones para el tratamiento de mesotelioma

Cirugía

El propósito de la cirugía es remover la mayor porción visible del tumor, sabiendo que posiblemente quedarán remanentes microscópicos. Debido a este remanente, la cirugía debe combinarse con otras formas de tratamiento. En ocasiones, cuando el tamaño del tumor lo amerita, se ofrece quimioterapia para reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía. Después de la operación, el paciente suele recibir más quimioterapia o iniciar una terapia de radiación. A esto se le denomina tratamiento multimodal basado en cirugía.

El médico determinará si usted es candidato a cirugía después de una evaluación completa, en que se tomarán en cuenta varios factores, incluyendo su estado general de salud, el de su corazón, si solo pulmón está comprometido (o el tumor contenido en el abdomen) y el otro pulmón en buenas condiciones.

Existen varios tipos de cirugía para el tratamiento del mesotelioma, y ambas deben ser realizadas en centros de especialidad con experiencia:

Pleurectomía / decorticación. Este procedimiento es el menos radical de los dos, e involucra remover la pleura (la membrana que cubre el pulmón y la cavidad que lo contiene), así como el tumor que lo envuelve y que no está permitiendo que el pulmón se expanda. Su objetivo es recobrar la funcionalidad del pulmón, y disminuir la cantidad de tumor de manera importante.

Neumonectomía extra pleural o pleuro-neumonectomía. Con esta cirugía en que se retira todo el pulmón afectado y su pleura (envoltorio), junto con el tumor. En la mayoría de los casos, también se retira parte o todo el diafragma. Este procedimiento logra dejar al paciente con mínima o nula cantidad de células malignas.

Cirugía

Toracoscopía, drenaje y pleurodesis– En la toracoscopía o cirugía video-asistida de mínima invasión se introduce un lente conectado a una cámara para realizar una biopsia y obtener tejido adecuado para un diagnóstico certero. Al mismo tiempo se puede retirar líquido que este comprimiendo al pulmón e instilar una sustancia que evite su reacumulación (pleurodesis). Este es un paso indispensable antes de diagnosticar mesotelioma.

La decisión para realizar alguno o varios de estos complejos procedimientos y cirugías deben ser evaluada y practicada por un cirujano de tórax experto y especialista en la enfermedad (ver directorio de especialistas).

Quimioterapia

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento que usa químicos o medicamentos para evitar que un tumor se disemine, reducir su tamaño o mejorar síntomas. Actualmente, existen cientos de medicamentos para tratar el cáncer, pero solo unos cuantos se consideran efectivos para tratar el mesotelioma.

El oncólogo es el especialista que determina los medicamentos a utilizar en la quimioterapia. Un oncólogo con experiencia en mesotelioma [LINK DIRECTORIO) sabrá determinar cuáles son los adecuados. El tratamiento de primera línea para el mesotelioma incluye una combinación de Pemetrexed (Alimta) y Cisplatino (Platinol). El Pemetrexed es el único medicamento aprobado por la FDA (Secretaría de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), para la enfermedad.

También suelen utilizarse Carboplatino (Paraplatin), Gemcitabina (Gemzar), Doxorubicina (Adriamicina), Mitomicina, Raltitrexed (Tomudex), Vinorelbina (Navelbine). Estas medicinas se administran por vía intravenosa, frecuentemente a través de un catéter o puerto que se coloca con un sencillo procedimiento quirúrgico. El oncólogo le informará qué otros suplementos debe tomar para complementar la quimioterapia.

Una importante innovación en el tratamiento consiste una quimioterapia directa al pulmón, en forma de un baño de químicos en su superficie después de la cirugía.

Toma en cuenta que, si deseas participar en un ensayo clínico, algunos criterios de participación excluyen a pacientes que hayan recibido quimioterapia anteriormente.

Recomendación: No tomes ningún otro medicamento, suplemento o remedio natural sin aprobación médica. Algunos pueden ser simplemente inefectivos, otros tener efectos adversos o minar el tratamiento.

Braquiterapia

La braquiterapia es un tratamiento avanzado para el cáncer que puede usarse como alternativa a la cirugía o en combinación con la misma. “Semillas” o fuentes radiactivas se colocan en o cerca del tumor, emitiendo altas dosis de radiación al tumor y reduciendo la exposición en los tejidos sanos circundantes. El término “braquiterapia” proviene de la palabra griega para referirse a una distancia corta, y la Braquiterapia es la terapia de radiación que se administra a corta distancia: localizada, precisa y de alta tecnología. Algunas de las enfermedades que ahora son tratadas con braquiterapia son el cáncer de próstata, mama, pulmón y de lengua. Los tumores de mesotelioma también pueden ser tratadas con esta técnica.

Hay dos métodos con los que las fuentes radiactivas se pueden implantar en el cuerpo del paciente:

Tratamiento intra-cavitario. Consiste en pasar de fuentes radiactivas en contenedores especiales a   través de las cavidades del cuerpo como la tráquea, el útero o la vagina.

Tratamiento intersticial. Las fuentes radiactivas, que son del tamaño de un grano de arroz, se inyectan en el tumor directamente a través de catéteres finos. Estas semillas emiten radiación sólo a distancia de pocos milímetros, para matar las células cancerosas.
Las semillas pueden ser permanentes o temporales.

Con semillas permanentes de la radiactividad disminuye con el tiempo, mientras que las semillas permanecen dentro de la zona a tratar. Con las semillas temporales, una serie de tratamientos de radiación se administra a través de catéteres. Una computadora puede controlar el tiempo que permanece la semilla en cada uno de los catéteres, y por lo tanto es capaz de controlar la dosis de radiación a esa área específica. Los catéteres son entonces fácilmente se retirados, y no queda material radiactivo en el cuerpo.

Braquiterapia

Radiación

La radioterapia utiliza rayos de alto poder para destruir las células cancerosas y reducir los tumores.

Por lo general, la radiación no se da como tratamiento primario, sino que se usa en combinación con cirugía y/o quimioterapia. Ello se debe a que las altas dosis de radiación que se requerirían para tratar un tumor por si solas, tendrían el riesgo de dañar seriamente los tejidos normales.

© 2017 Mesothelioma